20 de julio de 2015

El futuro del empleo en Euskadi

El empleo va a experimentar importantes transformaciones en los próximos años a nivel internacional y Euskadi no va a ser ajena a estos cambios. Si bien tendencias como el cambio demográfico, la diversidad cultural, la conciliación de la vida personal y laboral, los entornos laborales cambiantes o la convergencia de tecnologías, son hoy en día ya evoluciones bastante claras, otros hechos disruptivos podrían transformar de forma inesperada el mercado de trabajo: la migración inversa, los valores cambiantes de los empleados o la inteligencia artificial y los robots. Trasladadas las proyecciones de empleo de CEDEFOP a Euskadi, y con ligeras variaciones según el tipo de análisis efectuado, un comportamiento similar a la media de la UE significaría 27.000 nuevos empleos hasta 2025 (3%), 38.000 nuevos empleos si el comportamiento se asemeja a Austria y 55.000 nuevos empleos si se basa en el previsto para España (7%).

No es posible predecir el futuro. Vivimos en un mundo dinámico y turbulento donde los cambios ocurren rápidamente y de forma continua. No obstante, es importante tener en cuenta la perspectiva a largo plazo. Por citar un ejemplo, los empleadores necesitan pensar en nuevas estrategias y nuevos modelos de negocio para prepararse para los mercados de mañana. Los desarrollos a largo plazo deben ser tenidos en cuenta, especialmente cuando se va a invertir en innovación. Las empresas requieren cada vez más una base de competencias internacionalmente competitivas para tener éxito.

El desarrollo de competencias es un asunto importante de largo plazo. Los proveedores de educación y formación necesitan ser conscientes de los requerimientos potenciales futuros del mercado laboral de cara a asegurar que ofrecen a las personas las competencias que serán demandadas en el futuro. La decisión individual sobre el nivel de competencias que una persona persigue alcanzar y su ámbito de especialización subjetiva determinan, hasta un cierto punto, su trayectoria profesional a lo largo de su vida laboral.

Existen numerosas tendencias locales y globales que ya son visibles en la actualidad y que apuntan hacia los cambios que se están produciendo en las empresas y en la sociedad. Estos cambios tendrán un impacto significativo en los empleos y en las competencias a largo plazo e incluyen los siguientes factores:

  • El incremento de cuota en las cadenas de producción globales por parte de las economías emergentes;
  • El cambio de perfil de la fuerza laboral debido al cambio demográfico y migratorio;
  • Los desarrollos tecnológicos que reducen lo que en un tiempo diferenciaba los sectores y formas de trabajo tradicionales;
  • Estructuras de empresas que evolucionan y se desarrollan hacia modelos más flexibles y en red;
  • Empleados que son cada vez más móviles (por preferencia o necesidad), lo que lleva a mayores tasas de rotación del personal.

Son cambios rápidos y complejos que están afectando a los mercados laborales de todo el mundo. La forma en la que se está organizado el trabajo, y el cambio en la naturaleza y el mix de las competencias necesarias, representan importantes oportunidades y riesgos para el futuro.

Puede leerse el artículo completo en la revista EKONOMIAZ, haciendo click aquí.

Raquel Serrano, Socia Consultora de PROSPEKTIKER.
Ibon Zugasti, Socio Director de PROSPEKTIKER.

29 de junio de 2015

El sistema de Formación Profesional para el Empleo y su relación con la Estrategia de Desarrollo Regional

Estos días asistimos a distintos argumentos que razonan la previsible mejora de las perspectivas de la economía, y como los estados y las regiones están respondiendo a la misma. Uno de los argumentos que explican la intensidad y la calidad con la que estos ámbitos geográficos están saliendo de la crisis, está relacionado con las estrategias de Desarrollo Regional que previamente hayan adoptado.

El concepto de estrategias de desarrollo regional, engloba muchos componentes sectoriales, pero en todos los casos el componente educativo y más concretamente la relación entre el sistema educativo y productivo, es un factor permanente.

Durante la primera semana de mayo, los socios europeos del proyecto VET-EDS "Aplicación de la prospectiva del mercado de trabajo para alinear el sistema de formación profesional con las estrategias de desarrollo regional”, cofinanciado por la Comisión Europea a través del programa Erasmus+, intentaron responder a una cuestión fundamental ¿Cómo podemos asegurar que nuestros sistemas de Formación profesional para el Empleo proporcionan los conocimientos adecuados para el desarrollo regional?


Los socios son investigadores de siete regiones europeas en: Reino Unido, Italia, Suecia, Alemania, Países Bajos, República Checa y España. El motor de sus propuestas, es un ejemplo de como trabajar en equipo y de construir Europa, se trata de estudiar ejemplos de buenas prácticas en regiones europeas relativos a como los agentes regionales desarrollan la vigilancia de necesidades de competencias y perfiles profesionales del mercado de trabajo, e integran esta información en la creación de estrategias de desarrollo regional. 

La economía del País Vasco ha pasado por múltiples transformaciones, estos cambios han provocado procesos de ajuste en diferentes ámbitos de la sociedad y de la economía, siendo el sistema de formación profesional uno de los principales espacios de adaptación. Los últimos desafíos surgen de la transformación hacia una economía del conocimiento y  de la  necesidad de formar una fuerza laboral suficientemente cualificada junto con otros retos de  captación de talento para Euskadi, y la creación de las condiciones adecuadas para retenerlos en la región.

A este respecto la toma de decisiones en el País Vasco tiene muy en cuenta la necesidad de creación de estrategias integradas de desarrollo económico. Nuestras instituciones han reconocido la importancia de involucrar a una amplia variedad de actores en el proceso de desarrollo de estos conceptos. En este sentido la fuerza laboral cualificada es uno de los activos centrales a nivel regional y de empresa, el ajuste de los sistemas de formación profesional tiene que estar en el centro de nuestra atención". El reciente desarrollo de la economía vasca, a pesar de la grave crisis económica ha demostrado lo válido del modelo de participación en estrategias regionales con ejemplos como: la apuesta por una economía con una solvente base industrial, la política de inversión en Investigación y Desarrollo, así como el apoyo al modelo de economía social.

Pero esto no ocurre solo en nuestro territorio, es posible encontrar en otras regiones europeas ejemplos similares de la creación de estrategias de desarrollo económico integrado. El proyecto VET-EDS recoge y analiza ejemplos de buenas prácticas de diferentes regiones europeas en esta línea. La experiencia ha demostrado que la vigilancia del mercado de trabajo puede proporcionar información muy útil para los actores regionales en sus procesos de negociación y de toma de decisiones que requieren de una base de datos fiable. Los ejemplos de buenas prácticas demuestran que el éxito de las estrategias de desarrollo regional depende de la comprensión compartida de los retos socioeconómicos en la región.

Los socios de este proyecto: Universidades de Exeter (Reino Unido), Goethe en Frankfurt (Alemania), Edimburgo (Escocia) y Milán (Italia), así como el servicio de empleo sueco Arbetsförmedlingen, el observatorio de formación profesional de la República Checa, la empresa holandesa KWIZ, y la empresa vasca Prospektiker, mediante el formato de un taller internacional, presentaron y discutieron con actores regionales del País Vasco e invitados internacionales de Alemania, Suiza, Bosnia y Herzegovina, Suecia y Egipto, ejemplos de buenas prácticas procedentes de siete regiones europeas. 

Estos socios son miembros de la Red Europea de Observatorios Regionales del  Mercado de Trabajo (EN RLMM) de la que también forma parte LANBIDE. La Red reúne a más de 400 investigadores de mercado de trabajo, los representantes de los Servicios Públicos de Empleo y las oficinas de estadística, decisores regionales/locales en el campo de la política de mercado de trabajo, así como  servicios de empleo privados.

Firmado: Javier Ramos Salazar

En representación de Socios de la Red de Observatorios Regionales del Mercado de Trabajo.

11 de marzo de 2015

Teknologia eta enplegua – epe luzerako hausnarketaren garrantzia



Galdera honen erantzuna ez da argia; Pew Research Center-ek egindako ikerketa baten arabera, adituen artean eztabaida eta banaketa handia dagoela ikus daiteke, aditu parte-hartzaileen erdiak 2025 urtera begira teknologiaren eragin negatiboa azpimarratzen baitzuen, eta beste erdiak berriz, bere eragin positiboa. Banku Mundialak argitaratutako txosten baten arabera, hurrengo 10 urtetan mila milioi pertsona berri sartuko dira lan merkatuan; aldi berean, beste ikerketa batzuek 2030 horizontean bi mila milioi lanposturen galera izango dela adierazten dute, eta 2050 urtera begira jartzen bagara, munduko populazioaren ia %50a langabezi egoeran egongo dela aurreikusten duten beste azterketa batzuk aurki ditzakegu (iturria: The Millennium Project).

Bestetik, Banku Mundialak dioen moduan, nahiz eta munduko pobrezia maila jaisten ari den, irabazien arteko distantzia, gero eta handiagoa da. Intermon Oxfam eta Credit Suisse-ek kaleratutako datu ezberdinek hori adierazten dute; egun munduko biztanleriaren %1a munduko aberastasunaren %46aren jabe da, munduko biztanleriaren %50a, munduko aberastasunaren %0,7aren jabe den bitartean.

Beraz, datu hauek eta enpleguaren etorkizuneko bilakaera ikusita, egoera nahiko kezkagarria dela esan dezakegu. Baina zein da teknologiaren papera bilakaera honetan? Lanpostu duin gehiago sortzen lagundu dezake, edo aldiz, lanpostu gehiago suntsitzen?

Alde batetik, teknologiak enpleguan izan dezakeen inpaktu negatiboa erakusten duten adibide ezberdinak aurkitu ditzakegu:
  • Gidari gabeko taxi, autobus edo eta kamioen zabaltzeak, lanpostu asko galdu araziko ditu?
  • Japonian garatzen ari diren Al robotek, 3.adineko atentzio zerbitzuan dabiltzan langileak ordezkatuko al ditu?
  • Google-en burmuin artifizialak zenbat lanpostu ordezkatuko ditu?
  • 3-D eta 4-D inprentak, atzerriko merkataritza murriztuko al du? Edo aldiz, tokiko ekonomietan lanpostu gehiago sortu?
Beste alde batetik aldiz, teknologiak positiboki lagundu dezake lanpostu berrien sorreran:
  • Teknologiak auto-enplegua bultzatu dezake, internet bitartez merkatu globalak asko gerturatzen baitira.
  • Teknologiaren bitartez negozio berriak edo start-up-ak sortzeko oztopoen murrizketak enplegua areagotu dezake.
  • Erretiratutako pertsonek merkatu berriak aurkitu ahalko dituzte, teknologiaren bitartez lanean jarraituaz.
  • Bio-teknologi ekonomiak oraindik existitzen ez diren lanpostuak sortu ahalko ditu.
Eztabaida honen aurrean, problematikaren deskribapenaren inguruan mundu mailan hausnarketa ugari egin direla dirudi; baina, hausnarketa bera egin al da arazo horri aurre egiteko garatu beharreko tokiko estrategia eta estrategia globalei dagokienez?

The Millennium Project prospektiba sareak honi erantzun bat emateko helburuarekin, mundu mailako ikerketa bat jarriko du martxan; ikerketa honek, arlo hauetako adituen parte-hartzea sustatuaz, teknologiaren eraginez sortutako epe luzeko langabezi global eta estrukturala nola landu beharko litzatekeen aztertzea izango du helburu; hau da, zer nolako estrategiak garatu beharko liratekeen zentratuaz.

Honela, badirudi ezinbestekoa dela lana, ekonomia eta hezkuntza arloetan gertatzen ari diren oinarrizko aldaketei buruzko epe luzerako hausnarketa estrategiko berritzailea orain eta gaur garatzen hastea, etorkizunean aurreikusten diren langabezi egoera masibo eta globalak eta irabazi diferentziak saihestu ahal izateko. Baina prest ahal gaude horretarako? Prest al daude gobernu eta administrazioak horretarako?

Oihana Hernáez Lizarazu (Prospektiker-eko aholkularia. The Millennium Project Estatuko Nodoa)

Post hau etzi.pm Blogean publikatua aurkituko duzute baita ere (etzi.pm)

6 de noviembre de 2014

Los beneficios del trabajo flexible en Gipuzkoa

El estudio de Prospektiker y LKS y con la financiación del departamento de Innovación, Desarrollo Rural y Turismo de la Diputación Foral de Gipuzkoa, destaca que vivimos en una situación en la que a pesar de los inmensos avances en tecnologías seguimos trabajando de forma muy similar a como lo hacíamos hace 40 años. Sin embargo, el trabajo flexible o remoto supone una nueva forma de trabajar, una nueva manera de relación interna entre persona responsable y colaboradora basada en la confianza y una nueva cultura en las organizaciones.

Estas nuevas formas de trabajo supondrán un aumento de la productividad e importantes ahorros económicos y no económicos para empresas, personas trabajadoras y sociedad de Gipuzkoa en general.

El trabajo flexible en el ámbito de Gipuzkoa se podría aplicar a cerca de 75.000 trabajadores que serían susceptibles de realizar dos jornadas a la semana de trabajo flexible, lo que supone un 25,9% de la población empleada. Cada una de estas personas ahorraría a su empresa anualmente 3.516 euros, lo que supone en empresas de cien trabajadores un total de 352 mil euros. Por otro lado, la propia persona que trabaje a distancia obtendrá un beneficio económico de 586 euros por año en gastos de transportes y otros desembolsos.

Para el conjunto de Gipuzkoa, el ahorro económico que la implantación de dos días alcanzaría los 317 millones de euros, cantidad que a modo de ejemplo sería similar al presupuesto total del Departamento de Política Social de la Diputación Foral de Gipuzkoa para el ejercicio 2014 (327 millones de euros). Por último, se evitaría la emisión de 1.515 toneladas de CO2 a la atmósfera por la reducción del tráfico y se podría aminorar el número de accidentes de tráfico, según el estudio en cerca de un centenar, es decir, más del el 10% de los accidentes de tráfico in itinere que se producen en Gipuzkoa.

En el estudio se diseña un Modelo de Implantación de trabajo flexible en una organización. En el mismo se advierte que nuestras organizaciones, por lo general, no comienzan de cero en este proceso de implantación. En la actualidad tenemos integrados procesos de trabajo que suponen trabajar a distancia, aunque no seamos realmente conscientes de ello. Participamos en procesos de trabajo en los que los diferentes componentes de la cadena de valor están integrados e interactúan en distancia. Muchas de las organizaciones ya trabajan a distancia, ya que son multisedes, son organizaciones distribuidas a lo largo del territorio, y las soluciones tecnológicas, generalmente, ya cuentan con un nivel de implantación significativo. Además, parte de las personas que integran nuestras organizaciones ya trabajan “en remoto”: comerciales, servicios técnicos, montaje, etc.

La metodología que se expone en la guía tiene como objeto recoger y describir las diferentes fases a abordar para la exitosa adaptación de esta nueva forma de trabajo. Se  ha recogido, con un concepto de máximos, el proceso completo a desarrollar para conseguirlo. Pero no todas las organizaciones tienen por qué recorrer todo el camino, ya que puede tener algunos elementos desarrollados.

Para leer el documento completo, hacer click aquí.

Si quieres saber más sobre este estudio, contacta con PROSPEKETIKER (www.prospektiker.es).

Iñaki Elzaurdi (Socio-consultor de Prospektiker)

9 de septiembre de 2014

LURRALDE BATEN EPE LUZERAKO ESTRATEGIA: GIPUZKOA BIDEGIRUTZEAN

Etorkizuna iragarri nahi duenak huts egiteko arriskua du, edo, behintzat, ziurgabetasun handi samarrean erortzekoa, are gehiago, gizarte gipuzkoarra 20 urte barru nolakoa izango den iragartzea bada helburua. Gaurkoa bezalako mundo konplexu batean, maila guztietan elkarlotua dagoen mundu batean, gauzen segida linealaren logika desagertu egiten da aurre egiten diegun eta gaur aurreikusi ezin ditugun gertakari, jazoera eta ustekabeak ekarriko dizkiguten erronken aurrean. Baina errealitate horrek ez gaitu eraman behar gaur etorkizuna aztertzeari uko egitera. Ezin dugu etorkizunerako prest ez egoteko arriskua hartu, nolakoak izango garen edo gaur irudikatzen zailak diren jazoerak zer gertakarik eragingo dituzten ziurtasun osoz jakiterik ez badago ere.

2009. urtean, Gipuzkoako Aldundiko Bulego Estrategikoak Gipuzkoaren diagnostikoa egin zuen, jokoan zegoenari eragiten zioten elementuak zehaztu zituen eta etorriko zena ordurako iragartzen ari ziren mundu mailako joerak zein ziren ikusi zuen. 2010-eko urtarrilean, G+20 prozesu estrategikoaren esparruan, gure erronka nagusiak zein ziren, eta gauzak ongi egitea lortuz gero, 20 urte barru nola egon gaitezken iragartzen ziguten “Gipuzkoa 2030 erronka-eszenatokiaren oinarriak” aurkeztu ziren. Etorkizuneko Gipuzkoa marrazteko ariketa bat zen, lan zaila, gero eta zailagoa, baina izugarri garrantzitsua. Era berean, nazioarte mailan berritzailea zen modu batean, Gipuzkoako Parlamentuak, Batzar Nagusiek, Etorkizuneko Batzorde bat sortzeko erabaki adostua hartu zuen, mundi mailan esistitzen diren adibide hurriekin alderatuz (Finlandia, Eskozia, Txile, Frantzia, etab).

Baina etorkizuna irudikatzea da etorkizun hori lortzeko lehenengo urratsa. Nahi genukeen Gipuzkoaren irudia zen, eta horren aldeko apustua egin zen. Gizarte gisara itxaropena ematen ziguten proiektu partekatuekin eta etorkizunerako jomugekin osatzen joango ginen margoa zen.

Gipuzkoak, etorkizunari ongi jabetuta begiratuz, proiektu bat desberdintasunetatik partekatzeko gaitasuna gehituz, ahalmen handiagoa izango zuen etorkizuneko errealitate berri horiei aldez aurretik aurre egiteko, kudeaketa politikoaren epe laburreko ikuspegia gaindituko zuten eta pentsamolde estrategikoagoa iradokiko zuten bitarteko edo baliabideei esker.

Zoritxarrez, 2011 urtetik aurrera Gipuzkoako Aldundiko Gobernu berriak prospektiba eta aurreratze edo antiziparioaren aldeko apostua alde batera utzi du epe motzeko ikuspegira bueltatzeko. 90. Hamarkadatik nazioarteko erreferentzia bat izan den lurralde prospektiba ariketa (PREG2020, G2020 eta G+20 izenpean), 2014 urtean erabat baztertuta izan da Gipuzkoako lurraldeko lidergo politiko eta estrategikoa eraman behar duten arduradunengatik, bai Gipuzkoako Aldundian, baita Batzar Nagusietan. Guzti honek, etorkizuneko erronkei aurre egiteko gaitasunik gabe uzten du Gipuzkoako Lurraldea eta beraz, aurrera ezin egiteko bidegurutze batean… Espero degu arduradun politikoak hontaz lehen bait lehen konturatzea, beranduegi izan baino lehen…

Ibon Zugasti, Prospektiker-eko Zuzendaria

Post hau etzi.pm blogan publikatua agertzen da, komentario erlazionatuekin.

4 de julio de 2014

¿Cuáles serán los retos de las políticas a implementar en los próximos 50 años?

El pasado 2 de julio se presentó el informe “OECD 50 year Global Scenario” donde se identifican y analizan cuáles serán los principales retos clave a los que la OCDE y sus socios económicos podrían tener que hacer frente en los próximos 50 años, considerando la prevalencia de tendencias globales subyacentes relacionadas con el crecimiento, el comercio, las desigualdades y presiones medioambientales.

Entre otras tendencias, se observa como en los próximos 50 años el crecimiento global se ralentizará y dependerá en mayor medida del conocimiento y de la tecnología, mientras que el coste económico de los daños medioambientales se verá aumentado. Al mismo tiempo, la creciente importancia económica del conocimiento tenderá a favorecer el retorno a las competencias esenciales, lo que provocará mayores desigualdades en las ganancias de los países. Así, si bien el aumento de los beneficios antes de impuestos no se transformará automáticamente en un incremento en las desigualdades salariales, la capacidad de los gobiernos para amortiguar este impacto podría ser limitado, ya que una mayor integración comercial y el consiguiente aumento de la movilidad de las bases imponibles en combinación con presiones fiscales sustanciales, podrían obstaculizar estos esfuerzos.

El informe incluye a su vez algunas estimaciones cuantitativas, como por ejemplo, la previsión de un crecimiento del PIB de los países OCDE y los países emergentes G20 del 2,7% en el periodo 2010-2060, mientras que este porcentaje fue del 3,4% entre 1996 y 2010; sólo el cambio climático frenará un 1,5% de media el PIB global, un porcentaje que llegará al 5% en el caso del sudeste asiático. Asimismo, las exportaciones de la zona Euro a Asia y a economías emergentes serán equivalentes al 15% del PIB global y similar en tamaño al comercio dentro de la zona Euro, para ese mismo periodo.

En este contexto, y para hacer frente a estas tendencias futuras, ¿cuáles serán los cambios requeridos en las políticas a diseñar e implementar? El estudio identifica cuatro áreas clave en las que deberían centrarse las políticas a implementar por los países, tales como; el acelerar la integración global, el conseguir que las instituciones tengan más resistencia frente a los cambios o posibles choques, el contener las emisiones para mitigar el cambio climático, y especialmente, el aprovechar al máximo la economía del conocimiento, que será el principal motor de crecimiento global en el futuro. El estudio propone diferentes áreas que serían necesarias abordar, como por ejemplo, las siguientes:

  • Implementar nuevos acuerdos comerciales y de inversión multilaterales y aplicar políticas migratorias encaminadas a subsanar las deficiencias en cuanto a habilidades y la participación de la mano de obra. 
  • Promulgar reformas en relación a la seguridad social para mantener la oferta de trabajo en vista de la creciente longevidad y envejecimiento de los y las profesionales, al tiempo que los sistemas de jubilación sean más resistentes a los cambios demográficos y de productividad. 
  • Asegurar que la fuerte demanda de educación y habilidades respondan a la demanda de puestos de trabajo.
  • Asegurar que la configuración de los mercados laborales y de producto posibiliten la expansión rápida de compañías jóvenes y altamente productivas, además de promover la innovación. 
  • Prevenir daños medioambientales a través de la ralentización del crecimiento mediante la adopción de medidas tempranas centradas en infraestructura intensivas en emisiones y para promover el cambio hacia un desarrollo más limpio. Esto podría lograrse a través de una combinación de políticas de fijación de precios de carbono adecuada y de la reforma de los subsidios a los combustibles fósiles, complementada por otras medidas más específicas.  

Para conocer en mayor profundidad cuáles serán estos retos y las recomendaciones para hacerles frente, hacer click aquí.  

Oihana Hernáez (socia-consultora de Prospektiker)

3 de julio de 2014

Encuentros para hablar sobre el futuro

En el último mes he tenido la suerte de asistir a dos foros muy clarificadores sobre temas relevantes para el futuro. El primero fue, hace un mes, la 66º Junta Semestral de CEPREDE (Centro de Predicción Económica), que estuvo magníficamente organizada por el equipo de CEPREDE en Bilbao, con Antonio Pulido y Julián Pérez a la cabeza. Si bien conocía desde hace tiempo el expertise de CEPREDE en la aplicación de modelos por los proyectos que hemos compartido, una vez más me sorprendió el despliegue metodológico que realizaron para presentarnos las principales predicciones de evolución macroeconómica a corto, medio e incluso largo plazo (son uno de los pocos equipos de economistas que se atreven a hacerlo).

Por lo que nos contaron, todos los indicadores analizados (PIB, saldo exterior, cuentas públicas, etc.) apuntan a una clara recuperación económica en el bienio 2014-2015, siendo las previsiones de CEPREDE incluso mejores que las del promedio de los analistas. No obstante, el equipo capitaneado por Antonio y Julián dejaron claro también que la mejora en indicadores relacionados con el empleo tardará en notarse, ya que los ritmos de creación de empleo serán moderados en relación con las altas tasas de desempleo que sufre todavía la economía española. Como ocurre en estos casos, la mejora irá “por barrios” o sectores de actividad mejor dicho, destacando las actividades más relacionadas con el sector exterior como aquellas que van a crecer más (turismo, automoción, etc.). Por tanto, el panorama es alentador, aunque no podemos echar las campanas al vuelo… todavía. Como posible “hecho disruptivo”  (o black swan en jerga prospectiva), una posible crisis hipotecaria en Holanda, país que cuenta en la actualidad con el mayor endeudamiento hipotecario sobre el PIB del mundo…

El segundo encuentro al que he asistido hace unos días es un seminario sobre “Gobernanza Anticipatoria” al que me han invitado desde la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea, en concreto, desde la Unidad A6 de Prospectiva de dicha Dirección. El objetivo del Seminario era realizar entre expertos en la materia y representantes de los Gobiernos un diagnóstico sobre la aplicación de enfoques de prospectiva y anticipación en políticas de investigación, desarrollo e innovación, a nivel de los Estados Miembros y las regiones. El equipo de la Comisión ha realizado un análisis previo con nuestro apoyo y ha identificado experiencias de interés en algunos países (Dinamarca, Suecia, Alemania,…) e incluso en el Reino Unido parece que la unidad de prospectiva del Gobierno refuerza sus actividades con un nuevo programa de Horizon Scanning (habrá que seguirle la pista). A mi me tocaba la tarea de reportar el caso español y como en otros ámbitos, la foto es bastante deprimente. Paradójicamente España cuenta con una ley de los años 80 que recoge la necesidad de aplicar la prospectiva en la definición de políticas, pero nunca se ha trasladado a la realidad. Tras el reciente cese de actividad del Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI) del Ministerio de Industria, la nueva estrategia nacional de I+D+I no incluye ningún enfoque de prospectiva (ni global ni sectorial), y sólo se refiere a esta disciplina como una temática de interés. La situación en Euskadi no es mucho mejor en los ámbitos análogos (estrategia RIS3, Industrialización,….).

Por todo ello, el mensaje que he trasladado es el de la necesidad de que las instituciones europeas, notablemente la Comisión, establezcan una red de apoyo de prospectiva en el ámbito de las políticas de I+D+I que inste a los Estados Miembros y las regiones a una aplicación sistemática de las herramientas de la prospectiva y la anticipación en su definición de esas políticas. El mensaje, compartido por representantes de otros Estados, parece que ha calado en los responsables comunitarios, por lo que ahora sólo nos queda ver sus próximos pasos, en el marco de la Comisión Europea que entra a partir de Julio. ¡Ojalá se confirme!

Ibon Zugasti (Gerente de Prospektiker)